A G R A D E C I D O S

DSC_0478pp

Cuando eres una persona agradecida a la vida y a lo que te depara no es de extrañar que cuando te planteas un reto lo hagas desde el agradecimiento.  Desde el corazón y para el corazón.  desde un principio este reto se planteó así, o ni se  planteó, o se le dió ese aire.  Ya desde el cruce del Estrecho de Gibraltar oíamos hablar de lo agradecido que estaba Jacobo, de alguna manera a la Espondilítis Anquilosante que le había llevado a ser quien era y a hacer lo que hace.    En este segundo reto no podía ser de otra forma, el tumor maligno que le fué extirpado,  le ha acercado y nos ha acercado a todos a la leucemía infantil, el cancer es lo que ha impulsado a los tres nadadores a entrenarse tan duramente durante tanto tiempo y a finalmente nadar el Canal de Menorca, nada menos que 12 horas,  y en el caso de Jacobo, sumando de nuevo, la Espondilitis Anquilosante y un tumor estirpado hace 6 meses y …de nuevo… agradecido a la vida.     Simplemente porque su historia es esa. Cuando Peio habla de los niños a los que enseña a nadar que tienen con deficiencias, también habla entre orgulloso y agradecido.  Los tres tienen esa actitud de agradecer a la vida lo que te dá y no lo que no te dá,  aceptar cada situación en la que la vida te pone y  optimizar a donde te puede llevar. Dicen que cuando eres una persona agradecida la vida, esta te coloca en un lugar diferente en el que no te hace falta que agradezcan sino en el que tu actitud es mostrar agradecimiento.  Son matices muy distintos por que el segundo engrandece el alma.  Cada vez que dán una entrevista se refleja su actitud de agradecimiento a la vida, a su enfermedad, a las situaciones de superación personal que se han tenido que enfrentar.     Y sin duda contagia a quien le escucha.   Recuerdo las palabras de Felix con respecto a Jacobo «a veces le envidio por tener Espondilitis….»

Y en todo este proceso ha estado continuamente la necesidad de agradecer.   Una y otra vez se ha insistido en ello, los tres con una postura humilde pero grande al mismo tiempo.  Un reconocimiento continuo a los demás y a lo que cada uno aporta.   Y de ello nos hemos contagiado todos, recibiendo todo con las palmas de las manos hacia arriba,  los tres,  Jacobo, Peio y Félix.  Así que de todo corazón,gracias a los que dan, gracias a los que no dan y nos ayudan, gracias a los que nos acompañan, gracias a los que están, gracias a los que no pueden estar, gracias a los que nos han apoyado, gracias a los que nos han animado.  Gracias a todos.

Y sin que suene a final,  si agradecer es reconocer el favor recibido y devolverlo en forma de buenos deseos, Gracias Jacobo, gracias Felix, gracias Peio.  Sois grandes.  Gracias a todos.

 

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *